martes, 8 de junio de 2021

REVIEW ESMALTES DE UÑAS DE SALLY HANSEN

 

Muchas veces me apunto a proyectos colaborativos donde te dan a probar unos productos y tu das tu opinión sobre ellos. En esta ocasión tuve la suerte de que Sampleo me eligiera para testar varios esmaltes de uñas de la marca Sally Hansen, una marca número 1 en Estados Unidos que llega a España. Su compromiso es fabricar productos de belleza innovadores y asequibles para mujeres reales y que logren resultados de salón, pero en casa.


Desde Sampleo me enviaron tres gamas diferentes de sus esmaltes de color:
Miracle Gel, Insta-Dri y Good. Kind. Pure, aunque en el mercado vamos a poder encontrar otros más e incluso tratamientos específicos para el cuidado de las uñas, como bases y top coats, fortalecedores, aceites para las cutículas o tratamientos para fomentar el rápido crecimiento  natural de las uñas, entre otros.



Comencé probando la gama Miracle Gel de Sally Hansen, que proporciona un efecto gel en tan sólo dos pasos y sin necesidad de lámpara UV. Sus esmaltes están formulados con tecnología patentada para lograr un uso y acabado de larga duración. De hecho, nos asegura hasta 14 días de color y brillo, pero sinceramente uno de los tonos en mis uñas no ha aguantado tantísimo tiempo. En cuestión de una semana ya tuve que retirarme el esmalte porque algunas puntas estaban estropeadas.


Hay disponibles 27 tonos que llegan en exclusiva a España. Los que yo os puedo enseñar son el 160 Pinky Promise, un rosa bebé súper mono, y el rojazo 680 Rhapsody Red. Ambos los usaríamos en el “paso 1” aplicando dos capas de Miracle Gel Color y dejando secar durante 5 minutos. A continuación, en el “paso 2”, aplicaríamos o bien un top coat que nos aportara brillo o que dejara las uñas en mate. En este caso yo os muestro el top coat de acabado brillante “101 shiny”. 


Después de haberlos puesto a prueba os comento que lo que más me ha sorprendido es la buenísima cobertura que tienen. El rojo con una capa podría pasar perfectamente y el color rosita sí he tenido que poner dos pero quedaba bastante cubriente así. Yo he aplicado con ambos dos capas porque así lo indicaban las instrucciones, pero realmente con una hubiese sido suficiente en el caso de Rhapsody Red. El acabado brillante que deja el top coat me ha gustado también. En cuanto a duración, pese a que no me han durado esos 14 días que menciona la marca, no me puedo quejar. Eso sí, he notado que Pinky Promise me ha dado mejores resultados en ese sentido. Con los rojos o esmaltes más intensos es normal que también sea más evidente si hay algún fallo. Hay que tener en cuenta también el uso de las manos de cada una. Y también me gustaría mencionar que no me costó en exceso retirar el producto con una acetona normal.

 


La siguiente gama que probé y de la que me he enamorado es Insta-Dri. Se trata de esmaltes de uñas de secado rápido con una fórmula 3 en 1: base, color y top coat. Desde Sally Hansen nos dicen que en 60 segundos tenemos nuestra manicura lista y, efectivamente, es así. Seca rapidísimo. Para mí es un imprescindible porque muchas veces no me maquillo las uñas porque sé que algo puede suceder en el camino que haga que se me estropee el esmalte. En ese sentido me ha encantado, pero es que también me ha parecido una maravilla lo cubriente que es, con un aplicador que facilita mucho el maquillaje de una sola pasada. Y, por último, es el que más me ha durado intacto en la uña pese a haber aplicado sólo una capa, algo sorprendente. Nos aconsejan que primero apliquemos una capa de Insta-Dri en las uñas limpias y secas y las dejemos secar durante un minuto para después terminar con el tono transparente de la gama y así obtener un extra de duración, pero en mi caso por sí sólo ha sido un esmalte que me ha durado más de una semana perfecto.

Está disponible en 19 tonos. El que podéis ver en las imágenes que me llegó desde Sampleo no puede ser más bonito: es el 359 Hail Cherry y sé que me lo voy a poner muchísimo tanto en las uñas de las manos como en las de los pies en verano.

 


Y la tercera gama que he podido testar es Good. King.Pure., compuesta por esmaltes de uñas 100% veganos, formulados a base de plantas y sin ingredientes de origen animal (ni testado en animales). Incluso el tapón es de plástico reciclado y el pincel 100% natural y de origen vegetal. Nos aconsejan aplicar dos capas del color que más nos guste y dejar secar, para después terminar con una capa del top coat para alargar la duración. Al respecto os diré que sí he visto necesarias esas dos capas e incluso tres. Es la gama que menos cobertura he notado, así que para lograr un color homogéneo en toda la uña he tenido que ir poniendo capa sobre capa y es algo que no me gusta ni me parece práctico a efectos de tiempo. En cuanto a la duración bastante aceptable: unos 5 días y sólo se ha desconchado por las puntas.


Disponible en 19 tonos inspirados en la naturaleza. Los dos que yo tengo son 110 White tea, un blanco que para la manicura que os muestro lo he usado en toda la uña pero que veo buena opción también para manicuras francesas, y el tono 280 Fruity Papaya, que me encanta para dar un aire fresco en la primavera-verano.

 


He visto que podemos adquirir la firma en perfumerías Druni o en Lookfantastic por ejemplo. Los precios varían dependiendo de la gama: la Insta-Dri ronda los 5,95 euros, la Miracle Gel unos 10,95 euros y la Pure Vegan 8,95 euros. Yo estoy de enhorabuena porque mi favorita es, además, la más económica.

Os dejo con una imagen del aplicador de cada una de las gamas por si os sirve de referencia. 

 


Espero que os haya resultado interesante conocer mi opinión sobre esta marca que al fin llega a España. Contadme si alguna la había podido probar y qué os ha parecido.

11 comentarios:

Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...